jueves

Claudio Perna


Claudio Perna

Fotógrafo y artista de medios no convencionales, Claudio Perna (1938-1997) desarrolló una obra inscrita en el arte conceptual y las tendencias vanguardistas que se destacaron a finales de los años sesenta. Renovador de lenguajes, experimentó con los medios fotográficos, entre ellos la fotocopia, la polaroid y las tomas intervenidas, realizó proyecciones de diapositivas y películas en experiencias en vivo a la manera de Fluxus y escribió reflexiones sobre los problemas del arte contemporáneo y el papel del artista.

Es el conceptualista más puro del grupo, se presenta como escultura viviente en la vitrina de la librería La Cruz del Sur…es la presencia del propio artista leyendo un libro en “Una Escultura Viva para Incitar al Diálogo”. Utiliza también diapositivas cual anteojos sobre sus ojos, es el cuerpo sin vida para ser demarcado en tiza en el piso, como “Escultura Psicológica”...Sin dudas es un artista comprometido con las nuevas artes, trabajó con otro gran artista, el español Muntadas, hizo una serie de “infiltraciones”, proyecciones y exploraciones en las que utilizaba su cuerpo y otros medios. Es geógrafo, es fotógrafo, es instalador, es también el atril para el chelo que tocará Charlotte Moorman en un performance ideado por Joseph Beuys, con música de John Cage, aquí en Caracas y luego en Tucacas.




Claudio intervendría un “volante” del artista Carlos Zerpa, en abril de 1980, en donde había una figura de Jesucristo, del Sagrado Corazón de Jesús, que tenía en sus manos una botella de whisky y un lema que decía: “Sólo dos personas de cada cien que lean este anuncio son capaces de distinguir un Scotch de otro ¿Es capaz usted de distinguir esta diferencia?”
Perna escribió la palabra ARTE sobre la botella de whisky y dibujó un embudo en su pico escribiendo: “Sólo dos personas podrían profundizar en los efectos relativos al embudo y sus leyes”. Lo pegó luego sobre el anverso de un cartel de él, de su arte en vitrina de 1976, en donde hay una fotografía de Perna leyendo un libro en la vitrina de la librería la Cruz del Sur, haciendo un performance, una escultura viviente. Escribiría él, sobre el papel a manera de carta personal: Solemnemente declaro este papel la obra más trascendente de Carlos Zerpa. Firmándola, sellándola, con su número de cédula de identidad y su teléfono. Claudio Perna le diría: “En el trabajo está la base de todo, no lo olvides jamás”.


También diría: “Vivimos en la frontera de dos expresiones culturales: una local, espiritual e histórica, otra planetaria, materializada y actual. Lo que no vemos y oímos es más importante de lo que está a la vista. La atención debe centrarse más en las relaciones que en el lenguaje puro… Las bellas artes están encerradas en un sistema en que una manifestación es respuesta de la anterior. La vida, hoy, se sumerge en exigencias que demandan del artista mayor libertad e independencia. Las experiencias conducen a nuevas bases que demandan del artista mayor libertad e independencia. Las experiencias conducen a nuevas bases teóricas. Hoy es más importante una idea acerca del arte que una obra de arte. Alrededor de la primera se enriquece la vida, cerca de la segunda parecen gestarse buenos negocios. La tecnología es un imperio que nace y se desarrolla sin consideraciones ecológicas y ambientales… Hoy se trabaja para destruir todos los milagros humanos. De nada sirven los nuevos medios sin la atención y el estudio de nuevos temas. Tanto medios como temas pertenecen al planeta, integrando la acción tecnológica. Los elementos plásticos culminan en la composición, La actividad artística de hoy se centra en la descomposición… La atención se asienta en el proceso. La participación es más amplia que la requerida por un orden simplemente estético y con frecuencia decorativo. Los artistas de ayer comunicaban con sus obras las manifestaciones más raras e individuales; los artistas de hoy se preocupan por las expresiones más frecuentes y colectivas”


Y para finalizar agregaba: “En arte, es arte lo que no era…arte y vida son procesos sin fin. La vida reintegra todo y todo se reformula. Los artistas reciclan también, y dejan otra vez sin mentir las principio universal de que ni se crea ni se destruye, solamente se transforma”.





No hay comentarios:

Publicar un comentario